Presentación

Entendemos la defensa del territorio como la defensa de formas de vida comunitarias y el medio en el que estas se desarrollan. Consideramos también que los procesos de destrucción del territorio están siempre ligados a los procesos de acumulación capitalistas, dirigidos a mercantilizar estas formas de vida y su medio, por lo que la lucha en defensa del territorio es inseparable de la lucha contra el capital.
Consideramos el territorio no como el paisaje o el “medio ambiente”, sino como la unidad entre espacio e Historia, lugar y habitante, geografía y cultura. En este sentido, vemos campo y ciudad como dos escenarios distintos pero interrelacionados de una misma lucha, pues es en la conexión de estos dos escenarios donde entendemos que podemos avanzar en la construcción de resistencias revolucionarias. 
Es en esta conexión de las luchas en donde queremos ubicar nuestro colectivo, tratando de introducirnos básicamente en dos ejes y en su transversalidad. Un eje rural enfocado a las luchas contra las construcciones de infraestructura del capital que destrozan por completo el territorio, cogiendo como ejemplos las luchas del No Tav, ZAD o minas a cielo abierto de Grecia, tratando de esta manera de generar un discurso, difundir y participar dentro de nuestras posibilidades en luchas concretas del Estado español en este sentido. Por otro lado, un eje urbano, puesto que vivimos en la ciudad de Madrid y entendemos que también en la ciudad se desarrollan procesos de destrucción del territorio, que en las urbes se traducen en procesos de gentrificación y destrucción de los espacios y vínculos comunitarios que se desarrollan en los barrios de clase trabajadora. A través de este eje trataremos también de difundir, repensar, poner en práctica, expandir y participar en estas luchas, defendiendo nuestros barrios, entendiendo el espacio urbano como un escenario más de la guerra, como espacios a conquistar, a defender o a perder, tratando de aportar una conexión de luchas a la creación del poder popular. 
Anuncios